fbpx

El guacamayo azul fue declarado extinto en estado silvestre.

El guacamayo azul fue declarado “extinto en estado silvestre” entre las aves de Sudamérica que no volveremos a ver.

El guacamayo azul

Un informe de BirdLife International retrató cómo el guacamayo de Spix lamentablemente reúne las condiciones para ser considerado como extinto. La triste intervención humana terminó con su existencia.

Río, es un película que cuenta la vida de Blu, un guacamayo de Spix que es criado en cautiverio en Estados Unidos. En el film de 20th Century Fox y Blue Sky Studios, se ve cómo varias aves son capturadas y Blu es llevado para vivir en cautiverio, para después volver a aparearse con una hembra en brasil.

Lamentablemente, la trama no es del todo real, porque de acuerdo con los últimos documentos, la última hembra de su tipo, probablemente falleció alrededor del año 2000.

Ahora, un nuevo estudio de BirdLife International mencionó que el guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii) es una de ocho especies que están listas para ser declaradas extintas o con altas probabilidades de que así sea.

El estudio de ocho años utilizó un enfoque estadístico nuevo para analizar 51 especies en peligro crítico, cuantificando tres factores a la vez: la intensidad de las amenazas, el tiempo o confiabilidad de los registros, y el momento y la cantidad de esfuerzos de búsqueda para la especie.

Cinco de las ocho extinciones confirmadas o sospechadas, ocurrieron en Sudamérica. De hecho, cuatro de ellas son en Brasil, lo que refleja los efectos devastadores del alto índice de deforestación en esta parte del mundo.

El guacamayo azul declarado extinto.

Entre las principales causas de su extinción está la deforestación de su hábitat natural, además, un reporte publicado en ELSEVIER, especifica que otras amenazas a especies de pericos y guacamayas como el Spix son: la agricultura y el tráfico para su venta como mascotas exóticas. Mismas que afectan a más del 55 % de la población. Sin considerar la introducción de especies depredadoras que no sólo cazan a los guacamayos, también contribuyen al deterioro de los árboles y el entorno en general.

A diferencia de la ficción planteada por Disney, en la realidad esta especie ha cesado de existir en su entorno natural. Pero, no todo está perdido para los guacamayos azules, puesto que aún existen varios ejemplares en cautiverio, hasta el 2012 la cifra de guacamayos en cautiverio rondaba los 80 ejemplares.

Lo cierto es que su extinción en la naturaleza es muestra del riesgo que la humanidad y nuestro desarrollo implica para la vida silvestre, y de cómo debemos redoblar esfuerzos en la conservación. Ahora mismo, la esperanza de los guacamayos Spix está en los ejemplares de cautiverio. Por ejemplo, el gobierno de Brasil, a través del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad —ICMBio—, ha echado a andar un programa que ayude a reintroducir la especie en su entorno natural una vez su población —aún en cautiverio— aumente y su hábitat natural se restaure.

 

El guacamayo azul, especie que inspiró la película ”Río”, estaría extinto en su hábitat natural, según un estudio de Birdlife Internacional.

Junto con el guacamayo azul que inspiró la película “Río” en 2011, hay otras ocho especies de aves que han dejado de existir.

El guacamayo spix, conocido científicamente como Cyanopsitta spixii y en la cultura popular como Blu por su aparición en la película, es una de ocho especies preparadas para tener sus extinciones confirmadas o consideradas altamente probables, señaló el estudio.

El principal factor de la extinción de estas aves endémicas de América del Sur es la deforestación indiscriminada de sus selvas.

La última vez que se vio a la especie en su hábitat natural fue hace 18 años.

 

El hallazgo fue dado a conocer por la organización internacional dedicada a la protección de las aves y sus hábitats BirdLife International. Su informe detalla que el estudio para confirmar  que dicha especie dejó de existir se debió a varios factores ocurridos en los últimos ochos años: intensidad de las amenazas y el alto índice de deforestación.

¿Cuánto vive un guacamayo azul?

Estas aves tropicales tienen una esperanza de vida bastante elevada para un pájaro. Concretamente, en estado silvestre pueden alcanzar los 35-40 años. En cambio, en cautividad y con bien cuidados veterinarios y con una buena alimentación, se tiene constancia de guacamayos azules que han vivido hasta los 75 años de edad.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies